top of page

El cólico del lactante

Todo comienza con un bebé normal…


Un bebé que llora cuando lo ponemos en la cuna y no encuentra paz sino es en brazos de su madre, un bebé que entre los 2 y 3 meses “puja” o hace fuerza como si quisiera hacer popo y no lo logra o en ocasiones se retuerce como si algo le doliera.


Ese bebé normal está pasando por unas etapas de desarrollo aprendiendo a coordinar sus movimientos intestinales con la salida del popo o un gas.


Hagamos o no cosas para ayudarlo, se le va a pasar, una vez alcance esa madurez y logre esa coordinación, los “cólicos” o el “pujo” desaparecerán.


Somos mamás primerizas y siguiendo al pie de la letra está definición, una de nuestras principales sensaciones es la culpa.

Entonces si no conocemos de ese bebé normal y que eso puede pasar, empezamos a buscar explicaciones y la primera que se nos viene a la mente es que NOSOTRAS hicimos algo mal.


¿Será que comí algo que le cayó mal? ¿será que mi hijo está enfermo?


Y empieza entonces la dieta infinita y a suspender cuanta cosa nos recomienden, leamos o pensemos que le puede caer mal a nuestro bebé.


La leche materna se produce de tu sangre y lo que comas no cambia su composición por lo cual, puedes comer lo que tu QUIERAS (revisa mi entrada “Mitos de la lactancia” https://www.dramamaco.com/post/mitos-de-la-lactancia-materna ).


Estamos entonces comiendo solo pollo y ensalada; Si nuestro bebé cumple esa madurez se le quitan los cólicos y pensaremos que esa dieta era efectiva y que se curó por eso (en realidad solo pasó el tiempo y se le quitó solo). La otra opción es que continúe con ese “cólico” (porque todavía no ha logrado madurar y crecer) y estando desesperadas consultamos a un profesional y es cuando empezamos a buscar una enfermedad.


Algunos salen con diagnóstico de intolerancia a la lactosa (que para este caso que estamos describiendo es ilógico) y otros con alergia a la proteína de la leche de la vaca.


Empieza entonces una dieta más estricta aún, inclusive algunos profesionales poco informados suspenden la lactancia para ordenar formulas especiales; Finalmente nuestro bebé mejora no por la dieta ni la formula, solo por que alcanzo esa madurez.


Antes de pasar por todo este proceso, te recomiendo intenta pensar que es algo normal en el desarrollo de tu bebé, hay algunas estrategias para disminuir su incomodidad: la lactancia materna, el porteo, los masajes, el sonido neutro, los brazos de mamá, el contacto piel con piel, evitar el cansancio al final de la tarde, algunas veces unas góticas que enviamos los médicos pueden ayudar (pregunta a tu pediatra o a mi).


Algunos bebés si tienen una enfermedad, y ese “cólico” va a estar acompañado de otras manifestaciones:

- Llanto que dura 3 horas, al menos 3 días a la semana y durante 3 semanas consecutivas y que no mejora con lo brazos de mamá.

- Brotes, enrojecimientos o descamaciones en la piel ( no explicadas por otra causa)

- Deposiciones (popo) con sangre.

- Congestión nasal (muchos moquitos), tos, sonidos en los pulmones (no explicadas por otra causa).

- Baja ganancia de peso.

- Vómitos constantes y abundantes.


Si tu bebé presenta algunos de estos síntomas debes consultar a tu pediatra o tu nutrióloga favorita.


171 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

IBCLC

コメント


bottom of page