top of page

¿Sabes qué le estás dando realmente de comer a tus hijos?

“¡Son niños que coman lo que quieran!”, “podrán comer esas cosas dulces solo en la infancia”, “después se gastan todo ese azúcar corriendo y listo”.

Muchos papás piensan así, y no los culpo; Somos víctimas de la publicidad, crecimos viendo como un elefante, un tigre y un tucán eran nuestros mejores amigos y hasta juegan basquetbol.

La idea de un desayuno nutritivo incluye siempre una imagen de un “cereal” de caja, un yogurt de color, unos huevos con embutidos y un jugo.

Nada podría estar más fuera de la realidad…

Vamos a empezar: Aunque pareciera ser el azúcar el peor enemigo de ese desayuno, realmente no lo es, aunque ya solo ahí está cubriendo todas las necesidades de un niño de todo el día, inclusive sobre-pasándolas, generando irritabilidad, inquietud, inapetencia posterior y necesidad de comer más azúcar.

El real problema está en otra parte, en el que ninguno conocemos y está escrito atrás…

Cada uno de esos “alimentos” tiene una tabla de ingredientes, en esa lista además de azúcar como principal ingrediente de los aros de colores, están incluidos diferentes aditivos, colorantes, estabilizadores, espesantes y conservantes cuyos nombres para nosotros son completamente desconocidos e inclusive ilegibles.

Todos esos “extras” que no entendemos muy bien, están ahí para lograr que no se dañen, sean tostados, no les den bacterias, sepan a algo en especifico o se vean más llamativos.

Esos aditivos según estudios serios, tiene efectos sobre la salud de las personas si se consumen en grandes cantidades.

Están permitidos por las cantidades que ofrecen en un solo producto, pero al sumar las de todos son nocivas para la salud, a tal punto que países europeos ya las han retirado de sus productos por ley.

Pero ¿cuales son y que causan? Acá te dejo algunos, por que son muchísimos.

Los colorantes por ejemplo “rojo 40” relacionado con numerosas formas de cáncer, además de hiperactividad y otros problemas de comportamiento en los niños; Presente en los yogures rosados, jugos de cajita, salchichas y cualquier cosa que está pintada de rojo o rosado.

El amarillo o la tratracina puede causar cambios en los estados de ánimo, hiperactividad, ansiedad, trastornos del sueño, alergias como rinitis o picazón cutánea y tos espasmódica. Presente en mecatos de queso, queso amarillo, en general todo lo que necesite verse amarillo marrón o crema.

El azul 1 y 2 relacionado con incremento en el riesgo de aparición de tumores especialmente gliomas; Presente en todas las cosas que veas azules.

Nitritos y nitratos utilizados para conservar los embutidos, en grandes cantidades se relacionan con el cáncer y la metahemoglobinemia.

Entonces si los comes de vez en cuando y de forma separada no tendrás consecuencias en tu salud, pero ¿qué pasa? Si todos los días desayunamos aros de azúcar y colorantes, salchichas con nitritos, jugos de colores artificiales, y yogures pintados podemos entonces encontrar una causa efecto con muchos comportamientos de los niños y las consecuencias sobre su salud.

La próxima vez entonces que tu hijo esté irritable, no seas capaz de controlarlo, tenga bajo rendimiento escolar o alergias en piel y respiratorias, lo primero que debemos preguntarnos es:

¿qué les estamos dando de comer?








216 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page