top of page

¿Qué yogurt le doy a mi hijo?

Esta pregunta me la hacen super seguido y a veces es tan difícil de responder por que existen tantas marcas, que me decidí a hacer una investigación en un supermercado. Para mi sorpresa, al llegar, creo que tuve la misma sensación que todas las mamás al ver TANTAS opciones.




Una estantería de 10 metros x 2 metros de altura me esperaba, lo primero que pensé fue: Acá me quedaré toda la tarde analizando toda esta propuesta comercial, después decidí tomar algunos referentes de cada marca y de ellos derivar mis recomendaciones.


La verdad al final es muy fácil decidir, por que la mayoría se descartan y les voy a explicar cómo hacerlo. Por que más que decirles cuál si y cuál no, les quiero enseñar a identificar cómo escogerlo.


1. Sii, todo entra por los ojos (no te dejes comprar por los muñequitos) en general cuando los productos tienen como su público objetivo los niños tienen cargas altas de azúcar, además adiciones de colorantes, para verse más "atractivos", con menos cantidad y más caro. Entonces si dice niños, bebés, baby, kids, lo puedes descartar o mirar con mucho detenimiento su contenido.


2. ¿Qué más importante que el contenido? Los ingredientes. En la parte de atrás de los alimentos busca los ingredientes, no en la tabla nutricional sino en una pequeña lista de cosas al costado.

Tienen por obligación poner en orden de cantidad de mayor a menor lo que contiene. Busca el que menos ingredientes contenga, y que más fáciles de entender sean.



Poquitos ingredientes


Muchos ingredientes

3. Endulzantes, azucares, estabilizadores, conservantes y colorantes: como te expliqué anteriormente entre menos tenga mejor, y si no tiene ninguno, es un éxito. Como les expliqué en una publicación ANTERIOR, trata de que no tenga ningún azúcar añadido, el peor jarabe de maíz, almidón de maíz, sacarosa, sucralosa y sus diferentes nombres; evita que tenga colorantes artificiales rojo 40, rojo 4, amarillo, azul 1 y 2; Existen colorantes naturales a base de frutas y vegetales como la remolacha que son mucho mejores o si es posible sin ningún colorante.


4. La tabla nutricional: En el yogurt quiero que vayas directo al azúcar. Me encontré con productos hasta con 32 gramos de azúcar por porción de 140 gr, que en solo eso ya superas la cantidad de azúcar que se puede comer en TODO EL DÍA, también otros que en tan solo 90 gramos de producto adicionan 17 gramos de azúcar que es una absoluta EXAGERACIÓN.

El rango que encontré va de 1 gramo hasta 32, busca uno idealmente de 11 gramos para abajo por porción (entre más bajo mejor).


5. ¿Griego o normal? La diferencia entre el yogurt griego o normal es que el griego se filtra para eliminar el suero líquido y por lo tanto tiene una consistencia más espesa, además con menos lactosa (menos azúcar) y más proteína (casi el doble). Esto que quiere decir para los niños, en los bebés por la carga de proteínas sobre todo entre los 9 y 12 meses preferir el yogurt normal.


El yogurt es un derivado lácteo fuente de proteína, calcio y vitamina D; Lo puedes ofrecer después de los 8 a 9 meses de tu hijo, si aún toma leche materna no lo necesita pero se lo puedes ofrecer.


Los lácteos y sus derivados en general pueden ser remplazados por otros alimentos pero son una fuente de nutrientes importante. Y que además es de fácil aceptación para los niños.


Para terminar, quiero decirte que no tengo ningún conflicto de interés, ninguna marca en específico ha pedido mi pequeña investigación ni me ofrecen beneficios de estos comentarios.

239 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page