top of page

Otros problemas en la lactancia...

Pasan los días y no hay mejoría, ya pasó la bajada de la leche, ya no estamos con congestión mamaria, el agarre parece que lo estamos dominando, pero continúa el dolor…

Hoy les quiero hablar de otros problemas en la lactancia que los identificamos más adelante en el proceso.


Cuando a pesar de muchos esfuerzos por tener un agarre adecuado continuamos con dolor podemos estar ante un problema anatómico ya sea en la mamá o en el bebé.


1. Frenillo

El frenillo no siempre es tan claro y puede ser de diferentes grados y compromete no solo la lengua, sino los labios superior e inferior.

Como lo sospechas:

- Tomas dolorosas

- Grietas

- Pezón sale aplanado y rosado después de la toma

- Chasquidos o sonidos al succionar

- Lengua en corazón de tu bebé

- La lengua no es capaz de sacarla mas allá de los labios

- Pobre ganancia de peso

- Tomas largas y sueños cortos

Cuando existe el frenillo, se puede intentar usar posiciones de lactancia que aseguren un agarre profundo y mejorar no solo el dolor sino la toma y la succión; pero cuando no se logra debe ser valorado y manejado por un odontopediatra rápidamente para cortar el frenillo.

Cuando el frenillo no se corta rápidamente, además del corte tu bebé puede necesitar algunas terapias de fonoaudiología para reaprender como debe poner su lengua al momento de succionar.


2. Confusión de la succión

Una de las principales causas, sino la mas importante de dolor y mal agarre en las primeras semanas es la confusión en la succión causada por los biberones.


3. Retrognatia (mentón muy pequeño o retraído )

Aunque puede ser una características de algunos síndromes y malformaciones; también puede ser un hallazgo físico normal.

Los niños con el mentón muy pequeño tienen dificultades para el agarre, puedes identificarlo fácilmente por que vez la cumbamba de tu bebé muy pequeña o retraída y tienes problemas para una agarre constante y profundo.

Es muy útil alimentarlos en la posición de caballito o la de balón de rugby para mejorar el agarre.


4. Enfermedades o condiciones especiales de tu bebé

Cuando el bebé tiene bajo tono muscular como es en el síndrome de Down o otras enfermedades congénitas en las que se presenta alternaciones neurológicas, va a ser difícil para ellos lograr un agarre profundo y adecuado.

Las malformaciones congénitas como el paladar hendido y el labio leporino; o las que vienen acompañadas de retrognatia, también sugieren un reto para la lactancia.

Si cualquiera de las anteriores es tu caso, te sugiero un acompañamiento de una persona experta en lactancia para ayudarte.


5. Senos muy grandes

Cuando los senos son muy grandes puede dificultar el agarre inicial de tu bebé , además por que el peso puede hacer que después del agarre se salga o se mueva.

La posición en caballito es muy útil dejando sostenido el seno durante toda la toma para vencer la gravedad, y al inicio de la succión acortar la mama con el pulgar y la mano para disminuir el tamaño y lograr que el bebé pueda agarrar la areola.


6. Hipoplasia mamaria

Es una enfermedad y constituye una de las pocas causas de producción insuficiente de leche por parte de la mamá y tiene que ver con un desarrollo incompleto de la glándula mamaria.

¿cómo lo identificas?

- Senos muy pequeños, forma tubular y separados en la mitad

- El tamaño de la areola es mayor al tamaño del seno

- Se observa muy poca glándula en la parte inferior casi como vacío

- Muy baja producción de leche a pesar de un buen agarre y estimulación

El diagnostico se hará en compañía de una persona experta en lactancia y después de identificar tras una extracción poderosa que no hay aumento en la producción de leche.

Aún teniendo este diagnostico podrás lactar a tu bebé no de forma exclusiva pero cada gota cuenta.


7. Cirugías mamarias

Algunas cirugías de aumento al realizarse por debajo de la areola, pueden dañar algunas terminaciones nerviosas y conductos, pero en general los estudios han mostrado que no tienen contra indicación para la lactancia ni para la producción.

Las cirugías de reducción y remodelación de la mama, si pueden dañar mucho la anatomía y tamaño de la glándula mamaria, ocasionando problemas de producción y salida de la leche.

Si cualquiera de estos es tu caso, consulta con un experto y así no logres corregir el problema, recuerda que cada gota cuenta.

101 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

IBCLC

Comentarios


bottom of page